Con el cuerpo -
145
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-145,ajax_updown,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Con el cuerpo

About This Project

Hay instrumentos que están intrínsecos en el cuerpo y el alma

No podrás comprar estos instrumentos en ninguna parte.

Son naturales y primitivos, el ritmo empieza en el cuerpo.

De los cuerpos de los flamencos brotan estos instrumentos cargados de espontaneidad y duende.

 Zapateaos, palmas y jaleos

Las palmas

No podrás comprarlas, pero si estudiarlas.

la percusión más antigua y verdadera acompañante baile, cante y toque flamenco.

Aunque la sangre y la emoción del momento presente son determinantes para palmear, el flamenco se rige por unos patrones de compás que construyen una música de carácter universal.

Patrones rítmicos:

  • Binario  2/4: Rumba, tangos, zambra…
  • Ternario 3/4: Fandangos, alboreás, sevillanas…
  • Amalgama 6/8+3×4 0 3×4+ 6×8 (Binario + Ternario): Bulerías por soleás, seguirillas, martinetes…
  • Libre: Tarantos, fandangos o granaínas…

Es conveniente que en un cuadro flamenco palmen al menos dos personas. Creando así, frases armoniosas que se sobreponen unas a otras ejerciendo, unas de base y otras para crear diferentes voces, contratiempos y remates.

``Las palmas en el flamenco suponen un acompañamiento rítmico, único y necesario``.

El zapateao

Instrumento intrínseco de los bailaores y bailaoras.

Su unión con el Flamenco surge en Cádiz allá por el año 1850.

Evidentemente, el zapateao también se rige por estos patrones de compás, requiere una destreza rítmica descomunal. Para que surja la magia del Flamenco es necesario que exista una fidelidad plena entre la guitarra y el taconeo.

Los flamencos calibran su música en compás ternario, binario y amalgama (binario+ ternario).

La diferencia entre el compás binario y el terciario es que, el primero se mide en dos tiempos o pulsos fuertes; mientras que el segundo, lo hace en dos tiempos o pulsos fuerte-débil.

Las palmas y los zapateaos pueden sonar al compás del resto del acompañamiento musical, o pueden desdoblar y crear contratiempos.

Para palmear y taconear lo primero que tienes que afinar es el oído.

No hay persona más flamenca que aquella que escucha flamenco durante toda su vida.

¿No creéis?

Jaleos

Los coros que alientan

Originalmente, el jaleo se asociaba a un determinado tipo de baile flamenco. Nace en Jerez de la Frontera, hecho que corrobora su parentesco con la bulería. Ha sido y es, un portador de elementos musicales muy generoso para el Flamenco.

El jaleo anima al cante, al baile y al toque, son expresiones espontáneas que se introducen al compás de las buenas interpretaciones flamencas.

 

¿Quieres saber más sobre estos instrumentos para el Flamenco?

Continúa investigando: